@elizondomemo

Acompáñenme a revisar dos artículos publicados en revistas de Ultrasonido prácticamente al mismo tiempo, y en los que se enfatiza la utilidad del US y la aplicación de sus hallazgos como factor pronóstico independiente en pacientes con Covid-19.

El primero es un estudio publicado el 31 de agosto en Ultrasound in Medicine and Biology, que describe un novedoso sistema de puntuación de ultrasonido que puede realizaese en menos de 10 minutos y que resutltó ser muy sensible y específico para el diagnóstico y pronóstico de pacientes con COVID-19.

Según el equipo dirigido por el Dr. Michele Spampinato de la Universidad de Ferrara en Italia, su índice de gravedad de la ecografía pulmonar puede identificar primero, entre pacientes con COVID-19 y aquellos que no lo tienen, y en comparación con las puntuaciones de gravedad de la ecografía pulmonar tradicional, también puede identificar mejor a las personas que morirán en el hospital.

En un ensayo con 159 pacientes con probable neumonía por SARS-CoV-2 (105 hombres, 54 mujeres) con una edad promedio de 64,6 años, probaron la precisión del índice, se encontró Covid-19 en el 63,5% de los pacientes analizados.

En comparación con los casos sin COVID-19, los pacientes con COVID-19 tuvieron una tasa de mortalidad más alta (18,8% frente a 6,9%) y una puntuación más alta en el índice de gravedad de la ecografía pulmonar (16,14 frente a 10,08). El índice tenía una puntuación AUROC de 0,72 para identificar COVID-19 y 0,76 para predecir la muerte hospitalaria de los pacientes con COVID-19.

El segundo artículo demuestra que el uso de ultrasonido en el punto de atención al principio de la hospitalización de pacientes con COVID-19 puede ayudar a los médicos a determinar si requerirán cuidados intensivos, oxígeno u otras necesidades posteriores.

Los autores encontraron que ninguno de los pacientes que tuvieron el ultrasonido normal realizado dentro del primer día de su visita a la sala de urgencias, fueron enviados a cuidados intensivos, requirieron oxígeno durante su estadía o fueron readmitidos dentro de los 30 días posteriores a su alta.

El grupo en estudio estaba formado por 160 pacientes que fueron hospitalizados con infección pulmonar y se sometieron a POCUS (Point Of Care US) pulmonar.

Los estudios tomados dentro de las 24 horas posteriores al ingreso al departamento de urgencias de los pacientes predijeron la admisión en la UCI, la intubación, el uso de oxígeno suplementario y la necesidad de oxígeno después del alta.

Link del primer artículo: https://www.umbjournal.org/article/S0301-5629(21)00373-2/fulltext

Link del segundo artículo: https://onlinelibrary.wiley.com/doi/full/10.1002/jum.15818

Página Web: www.memorandum.mx