@elizondomemo

Acompáñenme a revisar este artículo, publicado en línea en Radiology hace unos días, y cuyo título en español sería:

"Imágenes de tórax de campo oscuro de rayos X: resultados cualitativos y cuantitativos en humanos sanos" del Grupo de Radiología y Física de la Universidad me Munich, en Alemania, y cuyo propósito fue precisamente describir las características cualitativas y cuantitativas de las imágenes de campo oscuro de rayos X en sujetos humanos sanos.

Las imágenes de campo oscuro de rayos X se introdujeron como un método experimental en 2008, y a diferencia de la radiografía convencional basada en la atenuación, utiliza las características de onda de los rayos X, específicamente la dispersión de ángulo ultra pequeño en las interfaces de material dentro de la muestra bajo investigación.

El término "campo oscuro" se utiliza para enfatizar las similitudes con la microscopía de campo oscuro, y tanteo las imágenes de rayos X de campo oscuro como la microscopía de campo oscuro, se excluyen los fotones no dispersos, por lo que el área alrededor de la muestra u objeto de la imagen aparece oscura (porque no hay material allí para dispersar los fotones).

El objetivo principal de las imágenes de rayos X de campo oscuro es utilizar los componentes de onda y partículas de estos fotones, lo que da como resultado un contraste de imagen que es diferente y complementario al de las imágenes de rayos X tradicionales.

La estructura alveolar de los pulmones, con sus múltiples transiciones de agua y aire, es el ejemplo perfecto de un tejido que produce los efectos de dispersión de ángulo pequeño en las imágenes de rayos X de campo oscuro.

En este número de Radiology, Gassert y sus colegas utilizaron rayos X de campo oscuro para fotografiar el tórax de 40 sujetos adultos sanos con tomografías computarizadas de tórax normales.

En contraste con la radiografía de tórax estándar, se notaron fuertes señales del parénquima pulmonar sano sobre un fondo oscuro, lo que dio como resultado un contraste de imagen que no se podría lograr con la radiografía de tórax tradicional.

Las señales del pulmón inferior eran más fuertes que las del pulmón superior.

Los niveles de señal en los bronquios y los hilios eran más bajos porque había menos tejido pulmonar e interacciones entre tejido y aire.

Las estructuras óseas y de tejidos blandos generaron una intensidad de señal muy baja en las radiografías de tórax de campo oscuro.

Link del artículo: https://pubs.rsna.org/doi/10.1148/radiol.2021210963

Link de la Página web: www.memorandum.mx

Episode analytics