@elizondomemo

Acompáñenme a revisar este artículo, publicado en línea el 20 de Julio en Radiology, que informa sobre los resultados de una reunión de expertos de las Academias Nacionales de Ciencia, Ingeniería y Medicina (NASEM), en noviembre de 2020, que se convocó para apoyar la planificación estratégica para la educación de estudiantes de medicina de EUA en ciencias de la radiación, y se identificó que existe muy poco conocimiento de los médicos sobre este tema.

Los médicos deben estar familiarizados con las fuentes de orientación confiable y de vanguardia sobre los procedimientos radiológicos que mejoran la toma de decisiones clínicas y limitan la exposición innecesaria a la radiación.

También deben conocer las poblaciones sensibles a la radiación para identificar procedimientos diagnósticos o terapéuticos clínicamente beneficiosos y, al mismo tiempo, reducir los efectos adversos para los pacientes de estas poblaciones.

Es más, los médicos deben estar familiarizados con las medidas de protección radiológica para sus pacientes, el personal y para ellos mismos.

Además, los estudiantes se beneficiarían de aprender a abordar adecuadamente las preguntas de los pacientes sobre procedimientos radiológicos y radiación ambiental que involucran radiación ionizante (p. ej. Radón, radiación de fondo natural, radiación cósmica y radiación de desastres y emergencias), radiación solar ultravioleta y radiación en camas de bronceado, así como la radiación no ionizante (p. ej., de estudios de resonancia magnética, teléfonos móviles, 5G, wi-fi y otras radiaciones de radiofrecuencia).

Para abordar estas brechas de conocimiento, sería muy conveniente tener una Introducción Básica en Ciencias de la Radiación y en habilidades de comunicación para la educación centrada en el paciente, como una unidad de aprendizaje en los planes de estudio de las escuelas de medicina modernas.

Página web: www.memorandum.mx