@elizondomemo

Existen signos de conexiones interrumpidas entre los hemisferios del cerebro que se correlacionan con el diagnóstico de trastorno del espectro autista (TEA) en adolescentes y adultos, según investigadores de la Universidad de Yale que presentaron, hace unos días, un estudio de resonancia magnética en la reunión anual de la Sociedad Radiológica de Norte América (RSNA).

Los investigadores encontraron anisotropía fraccional reducida estadísticamente significativa dentro de los tractos anterior / medio del cuerpo calloso en adolescentes y adultos jóvenes con autismo en comparación con los individuos del grupo de control.

También hubo correlaciones entre el diagnóstico de autismo tanto en la difusividad media como la difusividad radial en adultos jóvenes.

Un hallazgo muy interesante es que también encontraron que el cambio en la anisotropía fraccional estaba relacionado con la edad.

El hallazgo de que las diferencias en la morfología del cerebro no se manifiestan en los bebés, sino solo en las personas mayores, también es importante, por lo que debemos considerar que el autismo tiene cambios progresivos también en la morfología y no solo en el comportamiento.

Se necesitan más estudios de este tipo porque aún estamos muy lejos de una comprensión completa del mecanismo subyacente de este trastorno, pero estoy seguro que la imagen, con la información estructural y funcional que proporciona, jugará un papel muy importante en estos pacientes.

www.memorandum.mx