@elizondomemo

Acompáñenme a revisar este estudio del JAMA, publicado en línea el 9 de junio de 2022, en el que los autores modelaron 5 estrategias para estimar la cantidad de contraste que podría conservarse en los exámenes de TC.
Considerando la práctica actual de cantidad de contraste, se estimó que se utilizarían 47,1 millones de ml de contraste para 1 millón de tomografías computarizadas.
El modelo estimó que la dosificación basada en el peso reduciría el uso en un 12 % (a 41,6 millones de ml)
y que la reducción del voltaje del tubo y la dosis de contraste reduciría el uso en un 25 % (a 35,4 millones de ml).
El modelo estimó que la mayor reducción (78 % a 10,5 millones de ml) implicaría realizar una TC sin contraste en lugar de una TC con contraste cuando sea aceptable una reducción moderada en la precisión diagnóstica.
Se estimó que la combinación de los 3 enfoques logró una reducción del 83 % (a 7,8 millones de ml).